Proceso de Entrega

Cosecha a Mano en el Campo

Las berries son las frutas más delicadas que existen en la naturaleza. Por esta razón, cosecharlas a mano se convierte en una acción imperativa, para mantener así la calidad de nuestra fruta al 100%. Para lograr esto, cumplimos con las Buenas Prácticas Agrícolas estrictamente, bajo las cuales se califica el cumplimiento de nuestro personal y sus procedimientos. Al cosechar la fruta, ésta se pone directamente en el clamshell, para evitar de este modo excesivos movimientos del producto. La fruta es llevada a una galera de acopio, la cual está protegida de la intemperie para cuidar en lo posible a las berries de las inclemencias del clima. Existe una galera por cada 2.5 hectáreas de frambuesa y zarzamora, y una galera por cada 1.5 hectáreas de arándano.

Inspección para la Calidad

En Berries Paradise contamos con un área de calidad especialmente acondicionada para inspeccionar, calificar, y certificar que todos los productos cuenten con los estándares necesarios. De este modo, en Berries Paradise nos aseguramos de que nuestra fruta llegue a su mesa con las mejores características posibles. En estos centros de acopio se recibe y registra la cantidad y calidad en que la fruta es entregada, así como la información precisa de quien la cosecha y en qué sección del campo fue recogida. Así, la fruta que pasó la inspección se IDENTIFICA con un folio de recepción y se ingresa en el inventario, y la información queda registrada en los envases de plástico. Acto seguido se pesa caja por caja, con el objetivo de garantizar el peso neto declarado en la etiqueta de los clamshells. Inmediatamente éstos son puestos en cajas de cartón, lo que es conocido como «paletización», es decir, cuando se hace una sola carga con varias cajas de cartón en la tarima para optimizar la logística al transportarla.

Llevadas a una Temperatura Óptima

Una vez terminado el proceso de recepción e inspección de calidad, se procede al preenfriamiento de la fruta. Para ello, las cajas son recogidas por camionetas que hacen recorridos habituales galera por galera. Estos vehículos cuentan con pequeñas cámaras de refrigeración, en las que la fruta es llevada de los campos a los coolers. Ahí las berries son ingresadas a una cámara de aire forzado con el fin de reducir el vigor de la fruta recién cortada. El objetivo es estabilizar el producto entre 0 y 1 grados centígrados, lo que pretende garantizar una mayor vida de anaquel en el centro de distribución y en los hogares de los consumidores. Cuando se ha verificado que toda la paleta tiene una temperatura uniforme, las berries se almacenan en una cámara de conservación en donde queda a la espera de ser embarcada con rumbo al mercado.

Empacadas para el envío/transportación

En el proceso de «paletizado» se prepara la fruta para realizar los viajes al mercado de la manera más segura. Con el «paletizado», las berries son acomodadas de tal modo que queden protegidas, y evitar así el movimiento excesivo que puede dañar su calidad. Esta técnica de resguardo también sirve para hacer más eficientes los costos de flete, y no encarecer la fruta. Esto es importante porque, al ser productos con calidad de exportación, nuestras berries tienen el potencial de llegar a diferentes lugares en tres continentes. Lo que hacemos es armar cargas unitarias en tarimas de madera o plástico, que serán colocadas en esquineros de cartón o plástico, ajustados con cinta de polipropileno (fleje) para inmovilizar la carga. De este modo el pallet terminado se conduce a la cámara de conservación, en el cual se mantienen temperaturas entre 0 y 1 grados centígrados, con el objetivo de mantener la fruta en óptimas condiciones hasta el embarque a su destino.

Arribo Fresco al Punto de Venta

Cuidamos que todos los contenedores, ya sea que viajen por tierra, aire o mar, cuenten con las condiciones físicas correctas, y en equipos de refrigeración novedosos y en buen estado. Por ejemplo, los remolques con refrigeración pasan por inspecciones muy rigurosas en las cuales se prueba el equipo y se revisa que la caja esté limpia y no tenga fisuras en el sello térmico interno. Hacemos una Inspección de siete puntos en cada contenedor.

Colocamos termo graficadores testigo para monitorear la cadena de frío en todo momento, desde su embarque en el andén de Berries Paradise hasta la llegada al centro de distribución de cada cliente. Los vehículos de transportación en los que llevamos la fruta son muy completos. El más típico de ellos es el terrestre, en el cual llegamos a Estados Unidos y al interior de México. También enviamos fruta vía aérea desde Guadalajara y la Ciudad de México, a Japón y países de la Unión Europea, como Reino Unido. Alrededor del pallet se colocan fundas plásticas que contienen gel–pack congelado a –23 grados centígrados. Éstas se colocan en el pallet previamente enfriado y estabilizado a 0-1 grados centígrados.

Nuestros distribuidores cuentan, a su vez, con la infraestructura adecuada para mantener el producto en óptimas condiciones. Este proceso ha sido diseñado para que la fruta de Berries Paradise llegue deliciosa y crujiente hasta la mesa del consumidor final. Para el caso del arándano, su naturaleza le permite realizar viajes transoceánicos entre México y Europa, así como hacia Japón. En el caso del arándano, en Berries Paradise utilizamos contenedores con refrigeración de 40 pies cúbicos, acondicionados con tecnología de atmósfera controlada, que permite que la fruta llegue a los clientes como si estuviera recién cosechada.